Pasaje 17

Lightoweler - Potenza - Seifert

Una serie de propuestas artísticas que surgen a inicios del siglo pasado apelan a un distanciamiento conciente de lo que M. Duchamp llamó “lo retiniano”. Este distanciamiento es el resultado de la operación intencionada de algunos artistas en distinguir los recursos puramente visuales de aquellos que sostienen el concepto de “hecho artístico”. Y pese a que toda la historia del arte está impregnada de una persistente disputa entre imagen e idea, constitutiva de su práctica y teoría, nunca se dio con tanta virulencia e intensidad. Los ecos de esta sorda batalla aún nos llegan en las producciones más cercanas, donde el mismo concepto de Arte, sus mecanismos de reproducción y difusión, el rol del artista, los espacios de exhibición, los mediadores y gestores están involucrados de manera definitiva.
Mientras que algunos teóricos como A. Danto señalan esta ruptura como decisiva, atribuyendo el aporte de artistas como A. Warhol a su emergencia, otros la señalan como un paso más en la pendular relación entre práctica artística y definición de lo real, exacerbada hoy por la extensión de los recursos tecnológicos visuales y comunicacionales.

Es en este contexto donde producciones tradicionales como la pictórica, aceptando nuevos desafíos, pueden transmutarse en soportes activos de “otras miradas” desprendidas de los indicadores de lo puramente visual y de las consignas de gusto, factura o estilo que representan la habitual demanda consumidora.
Las tres artistas convocadas por Pasaje 17 , Balbina Lightoweler, Mónica Potenza y Victoria Seifert, concientes de los límites y posibilidades que la práctica pictórica les ofrece, nos inquieren como espectadores activos y nos hacen partícipes de su desafío: Balbina Lightoweler revisita el espacio que la perspectiva abandonó en la bidimensión de un intrigante soporte, hecho de plásticos transparentes, cuestionado por ausencia su unicidad y su ilusoria capacidad de sostén de las cosas, que ahora flotantes y liberadas de toda referencia, gozan de la autonomía del recuerdo y del olvido.

Mónica Potenza , desde su serie “Romance”, indaga en el universo pop de los vínculos estereotipados de género en el que lo femenino y lo masculino están regidos por un imaginario de historieta y donde los recursos de una pintura revertida en gráfica acentúan su carácter esquemático, ficcional y sutilmente irónico.
Victoria Seifert retoma el género del retrato con un tratamiento despojado, casi ascético, planteando la relación ente observador y observado por medio de un activo intercambio de miradas y donde el modelo, despojado de toda postura o atributo biográfico, nos convierte en otra clase de modelo, el que cree ser depositario de lo visivo.

Héctor Medici
Octubre 2009
Artistas que participan en la muestra:


BARTOLOMÉ MITRE 1559 | Lunes a viernes de 11 a 19hs | BUENOS AIRES | ARGENTINA | TEL: 4371-1651 | espaciodearte@ospoce.com.ar