Pasaje 17

Tadeo Muleiro y Mariela Bergato

…‘No sé si se puede hablar de evolución de la utilización de la pintura. Sigue habiendo, como siempre, una variedad extensísima de utilizaciones que van de lo más frívolo a lo más profundo. Todo gran artista ha tenido y sigue teniendo relación con lo mágico y lo religioso. Y no es raro que, por ello, haya sido comparado a veces al santo, al profeta, al místico, o al brujo de la tribu’…

Antoni Tápies



Esa relación que percibe Tápies entre la práctica artística y la chamánica obedece a razones que remontan al momento de origen en el que los humanos toman conciencia de su condición individual y grupal frente al mundo. El trazo en las paredes de la caverna que identifica la presa a ser cazada es, además de un gesto formal, un acto de validación ritual sobre la manera en que lo visible y lo posible se juntan. Es, si se quiere, una forma de hacer de la realidad fugaz y caótica, un espacio pre-visible y en cierta medida aprehensible. Quizá aquellos sujetos que llamamos hoy artistas, repiten inconcientemente ese gesto primero de sus remotos antepasados. Pareciera entonces que, a pesar de vivir actualmente en una sociedad altamente tecnificada, la forma en que una imagen surge, se formaliza, se expande y es recibida responde a muy arcaicos mecanismos y donde los conceptos de arte y artista adquieren las cualidades específicas de un ritual que les antecede.

Las obras exhibidas por los dos artistas invitados, Mariela Bergato y Tadeo Muleiro, en Pasaje17, galería de arte contemporáneo de APOC- OSPOCE, ponen de manifiesto desde enfoques disímiles, muchos de estos interrogantes y abren otros nuevos. En ambos surge el claro interés en ejercitar la práctica artística desde un lugar que no reniega ni de la tradición iconográfica ni de la novedad expresiva, atentos a no traicionar las ‘razones y pulsiones’ con las que una imagen surge y se materializa.

Mariela Bergato, nocturna y acuática, deja emerger unos seres ‘tímidos’, como ella dice, los delinea amorosamente y rememorando otros artistas visionarios, como Blake y Redón, muestra a esos entes en toda su frágil consistencia, como si anticipara su desvanecimiento futuro o develara su borroso pasado.

Tadeo Muleiro, en cambio solar y terrestre, acentuando los rangos expresivos de lo festivo, pareciera hacer de la referencia ancestral, de la elección contundente del color y del soporte inhabitual una práctica en la que exorciza, mediante un ritual clarificador y necesario, toda posible tiniebla.



Héctor Medici

Noviembre de 2010
Artistas que participan en la muestra:


BARTOLOMÉ MITRE 1559 | Lunes a viernes de 11 a 19hs | BUENOS AIRES | ARGENTINA | TEL: 4371-1651 | espaciodearte@ospoce.com.ar